viernes, 16 de febrero de 2018

¿Quién es el miedo?


¿Puede acabar contigo algo que no existe? Eso es lo que me pregunto cuando alguien me lanza un titular diciendo que “el miedo puede conmigo”. ¿Quién es el miedo? ¿Esa voz que escuchas y la sientes tuya, otorgándole todo el poder sin el beneficio de la duda? ¿Eso que te susurra consejos contrarios a tus sueños? ¿Esas manos que te agarran la garganta y empiezan a presionarla hasta asfixiarte y dejarte sin aliento? ¿Esa barrera que te impide avanzar, paralizando por completo tu cuerpo? ¿Quién es el miedo? No existe, ¿verdad?


¿Y si hacemos aquello que queremos hacer a pesar de los miedos? ¿Lo que queremos hacer nos va a provocar la muerte o una enfermedad terminal? Si la respuesta es sí, desiste del intento. Si la respuesta es no, hagamos aquello que deseamos con todas nuestras fuerzas. Salgamos y pongámonos a cantar, ¿qué puede pasar?, ¿olvidar la letra?, ¿soltar un gallo que se ha escapado del corral y se ha colado en el escenario? ¿Y qué? Si así fuera, serían experiencias que te alimentan y te ayudan a mejorar. ¿Y si sucede todo lo contrario? ¿Qué pasa si cantas y deleitas al público con tu arte? ¿Qué pasa si disfrutas haciendo lo que sientes, como si fuera la primera y última vez? Vamos, a por ellos, pues el mejor antídoto para el miedo es caminar hacia el miedo…

jueves, 15 de febrero de 2018

Who are we in love with?


What a sensation going to have dinner alone! Improvise and ending the day going to a restaurant and asking for a table for one person. "I have a date with myself," I said to the waiter smiling. And so it was, I went to have a walk and celebrate Valentine's day before the projected date…


Who are we in love with? There are people that dream about their freedom, but are still in love with their chains, so much, that it's hard for them taking actions to get out the hell and live truly in peace...

miércoles, 14 de febrero de 2018

¿De quién estamos enamorados?


¡Qué sensación la de ir a cenar solo! Improvisar y acabar en un restaurante pidiendo una mesa para una sola persona. «Tengo una cita conmigo mismo», le dije sonriendo a la camarera. Y así fue, me llevé a dar un paseo y celebré antes de tiempo el día de San Valentín…


¿De quién estamos enamorados? Hay personas que sueñan con su libertad, pero continúan enamoradas de sus cadenas, tanto, que les cuesta arrancar y emprender acciones para salir del infierno y vivir verdaderamente en paz... 

lunes, 12 de febrero de 2018

¿Y si todo sigue siendo irreal?


Y seguimos con Carnavales, pues cada vez que llegan estas fechas y me da por disfrazarme, me lo tomo como un juego en el que interactúas con los demás. Por unas horas, te puedes convertir en un actor revelación que ha ganado unos cuantos premios importantes, o en un aguacate con la panza al aire; otros forman parte de un equipo de gimnasia “arrítmica” dispuestos a dar lo mejor de sí y los hay que son auténticos avatares tras un laborioso maquillaje; algunos son duendes, otros diablos y no pueden faltar los superhéroes, todos se mimetizan en un ambiente que saben que es mágico e irreal…


Y cuando llegamos a casa, nos quitamos la careta y nos vamos a descansar, volvemos a la supuesta realidad, ¿pero es real eso que estamos viendo a través del espejo, después de limpiarnos el maquillaje que nos cubría la cara? ¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de ese disfraz de carne y hueso? ¿Y si todo sigue siendo irreal? Cosas que me da por pensar…

domingo, 11 de febrero de 2018

Este mundo mágico...

Ayer me disfracé de actor revelación que ganó el Oscar y Globo de Oro por la película "Y de repente...tú". Y de repente apareció ella, un ser disfrazado de unicornio, que según ella solo podía ser vista por las personas de gran corazón. Era uno de esos afortunados y me concedió un regalo, ser mago. A partir de ahora podía hacer lo que quisiera, todo era posible, y miré al cielo agradecido por formar parte de este mundo mágico...


Un juego, una varita mágica, un simple chasquido de dedos para lograr lo que quiera porque lo único imposible es aquello que no intentas. Observar el miedo y ver que desaparece, no existe, sentir la magia del regalo que se está abriendo, no hay distancia para dos almas destinadas a encontrarse... Y mi corazón sonríe al decir que quiere seguir viviendo y experimentando este mundo mágico...

viernes, 9 de febrero de 2018

¿Y esa mamitis?


Muchos dicen que si Almodóvar la descubriera, seguro que la contrataría… Mi madre es así, espontánea, natural, me encanta las expresiones que suelta cuando le declaro mi amor. «¡Te quiero, mamá!», a veces le digo, y sus respuestas son cada vez más cómicas e inesperadas. La última me la devolvió con una pregunta: «¿Y esa mamitis?», pero hay otras, como «no me quieras tanto», que me provocó unas cuantas carcajadas. Dicen que si piensas en alguien y te sale una respiración profunda, sin resistencias, es porque no tienes ningún conflicto con ella. Pues eso siento por mi madre, a pesar de que somos dos polos opuestos en muchos aspectos, a ella no le gusta viajar, a mí me encanta, a ella no le gusta probar nada nuevo, a mí me chifla… Es un espejo de lo que fui… A pesar de todo eso, la libertad que respiramos es muy sana y por eso desde aquí le deseo un feliz cumpleaños. Hay veces en que se ha borrado de mi memoria, últimamente me olvido de muchas cosas y ella me suelta un «cualquier día me muero y no te enteras», lo que me produce más risa que me inunda de vida, pero hoy no me he olvidado: Feliz día, feliz vida, mamá… Eres una fuente de inspiración para mí…



miércoles, 7 de febrero de 2018

Cuando menos te lo esperas


¿Qué estoy sintiendo? ¿Qué me pasa por el cuerpo? Exprésalo… Las ganas de escribir se apoderan de mí y tengo que dejar de hacer lo que estoy haciendo. La muerte golpea, a veces tan cerca, que quedas atónito ante la noticia. Llega sin previo aviso y se lleva a alguien que conoces, que ha compartido momentos contigo, aunque sean pocos y lejanos. Tan joven, eso impacta más, la muerte llega sin avisar y te sacude las entrañas porque te das cuenta de que todo puede acabar cuando menos te lo esperas…


Las preguntas se concatenan, intentas imaginar qué hay detrás de ese hecho que se supone neutral, ¿qué pasó?, ¿qué mensaje había para ella?, ¿dónde está? Me gustaría imaginarla volando por el mundo, siendo parte del todo, energía que se funde con el infinito y más allá… Ayer hubo un momento en que la sentí conmigo… Y me hace agradecer, agradecer la alegría de vivir, de ser de este mundo, de sentir el mundo, sea lo que sea, y hace que me plantee si estoy viviendo la vida que quiero. Si no lo estoy haciendo, ¿a qué espero? Mi corazón se emociona al conocer la respuesta, me susurra que siga aprendiendo de este sueño fugaz, que siga disfrutando haciendo lo que quiero hasta que la película llegue al final…